El verdadero tú, Pablo Estrada.

@ultimosamuraii

Las gotas de lluvia refrescaban mi cara, y yo caminaba entre ellas, 
sin prisa, gozando sus caricias, sintiendo en mis oídos la sinfonía 
de clok clok en los charcos.
Casi sin darme cuenta, me fue invadiendo la extraña sensación de 
no estar solo, detuve la marcha, encendí un cigarrillo, y pregunte 
sin querer preguntar...¿quién es?.

-Yo, fue la respuesta....yo, tu sombra...
-¿Mi sombra?...¿y que quieres?.
-Nada, solo te extrañaba...-¿Me extrañabas?, ¿a mí?...
-Si, hace tiempo que no me notas a tu lado... yo  juego  contigo, 
escondiéndome en las paredes, estirándome, o deformando tus formas, 
recuerdas...como cuando niño y con tus manos jugabas conmigo...
haciendo imágenes en la pared...¡era tan feliz!.
-¿Y ahora no lo eres?.
-No...no te tengo más...pero aún te amo.

De pronto desperté. Ya no llovía y estaba tumbado en un jardín. 
Era de noche y la oscuridad lo invadió todo.
Escuché una voz que me resultaba familiar, al mismo tiempo que 
se encendía la luz exterior de una casa. 
Era su voz ,suave y cálida preguntando ¿quién hay ahí?. 
Solo pude responder: soy yo...¡tu sombra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *