Muchísimas gracias a todos los que habéis compartido un pedazo de vuestro jardín imaginario en forma de historia. La iniciativa de este proyecto partía de escribir un relato escuchando I'm Your Man de Leonard Cohen en el que apareciese un jardín y una sombra. Ha servido para despertar la inquietud dormida por escribir que algunos tienen y para conocer el trabajo de los que lo hacen más a menudo. Ojalá nos contásemos historias con más asiduidad, ojalá vivir en una ciudad donde de repente, un desconocido se te acercase y te contase un cuento. Que fuese algo habitual en el día a día y no nos asustásemos o le tomáramos por loco, sino que estuviésemos felices de que nos hubiera escogido para compartir su historia.

Los relatos irán apareciendo según el orden en que los recibí, espero que los disfrutéis tanto como lo hice yo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *